15 formas simples de reducir el uso del plástico

Actualmente podemos encontrar plástico en cualquier cosa; la comida y los productos de higiene llevan envases de plástico, tu coche, tu teléfono y tu ordenador están hechos de plástico e, incluso, si viene el chicle, estarás metiendo plástico en tu boca. (reducir el uso del plástico). 

Aunque la mayoría de los plásticos son vendidos como reciclables, la verdad es que son reciclados . 

Un tetrabrik de leche nunca podrá ser reciclado y convertido en otro tetrabrik, se puede convertir en un elemento de menor calidad.

Entonces, ¿cómo de grande es nuestro problema con el plástico? De los 30 millones de toneladas de residuos plásticos generados, únicamente, en EE.UU. durante el 2009, solo el 7% por ciento se recuperó para su reciclaje. 

Estos residuos plásticos por desgracia terminan en vertederos, playas, ríos y océanos y problemas tan importantes como la gran mancha de basura del Pacífico, un remolino de basura del tamaño de un continente en el plástico supera al plancton. 

Además, la mayoría de ese plástico está hecho de petróleo.

Afortunadamente, si seguimos las 16 sencillas acciones que vienen a continuación, reduciremos drásticamente la cantidad de residuos plásticos que generamos.

1. Una de las maneras más fáciles de reducir el consumo de plástico es sin usar pajitas en las bebidas. 

Simplemente dile a tu camarero o camarera que no la necesitas y, si eres de los que no pueden renunciar a la comodidad de la pajita, entonces deberías comprar un reutilizable de acero inoxidable o similar. 

Los bares serán menos propensos a llevar una de plástico si ven que te ha traído la tuya.

  • 2. Aproximadamente 1 millón de bolsas de plástico puede usar cada minuto mientras que una sola bolsa de plástico puede tardar unos 1,000 años en degradarse. 

Si eres de los que llevas sus propias bolsas reutilizables al súper, estás en el camino correcto, sin embargo si todavía usas bolsas de plástico, es el momento de hacer un cambio! Diez en cuenta que las bolsas de nylon o poliéster están hechas de plástico, por lo que opta por las de algodón en su lugar.

  • 3. Cuando estás mascando chicle, realmente estás masticando plástico.

Los chicles procedían originalmente de la savia de un árbol llamado chicle, por lo tanto eran de goma natural. Sin embargo, cuando los científicos crearon goma sintética sustituyeron la natural por el polietileno y el acetato de polivinilo. 

Por tanto, no solo estamos masticando plástico cuando masticamos chicle, sino que también estamos masticando plástico tóxico – el acetato de polivinilo se fabrica con acetato de vinilo, un producto químico que se ha producido que causa tumores en ratas de laboratorio. 

Si bien es posible reciclar el chicle puede que la mejor opción sea evitarlo por completo.

  • 4. Compra detergente y lavaplatos en cajas en lugar de en botellas de plástico. 

El cartón puede ser reciclado fácilmente y se convertirá en más productos que el plástico.

  • 5. Algunas tiendas venden alimentos a granel como el arroz, la pasta, nueces, cereales, etc., y si optas por llenar tu bolsa o envase reutilizable con estos artículos ahorrarás tanto dinero como plástico innecesario. 

Las tiendas tienen varios métodos para saber el peso de tu bolsa de manera sencilla por lo que pregúntale a los clientes y te informarán.

  • 6. Actualmente es posible comprar una serie de alimentos que vienen en frascos de vidrio en lugar de en envases de plástico, alimentos como salsas de espagueti, mantequilla de cacahuete o salsa y puré de manzana por nombrar unos pocos. 

En lugar de tirar o reciclar esos recipientes de vidrio, reutilizar para alimentos o llévalos contigo cuando vas a comprar alimentos a granel. 

Si tienes recipientes de plástico como los sobrantes del yogur, la mantequilla u otros alimentos, no los neumáticos, lávalos y úsalos para alimentos.

  • 7. El agua embotellada produce 1,5 millones de toneladas de residuos plásticos por año y, según la Food & Water Watch, para producir esas botellas se producen unos 180 millones de litros de petróleo. 

Con acciones tan sencillas como rellenas las botellas puedes evitar un buen número de botellas de plástico acaben en nuestros océanos y vertederos, pero esto no es todo; lleva una taza reutilizable a las cafeterías y pide al camarero que te la rellene, diez una taza en tu escritorio en lugar de plástico. 

En España, cada empleado usa de medios unos 400 vasos desechables al año.

  • 8.Si necesitas conectar una vela, una fogata o, por cualquier, iniciar un fuego, intenta usar cerillas en lugar de mecheros desechables de plástico.

Estos dispositivos baratos de plástico permanecen en los vertederos durante años e, incluso, han encontrado en estómagos de aves muertas. Si un mechero es para ti imprescindible, lleva uno rellenable contigo.

  • 9. Los alimentos congelados son muy cómodos, tanto comodidad y productos como un montón de envases de plástico – incluso los artículos con envases ecológicos están en realidad recubiertos de una capa delgada de plástico. 

Aunque pueda resultar difícil renunciar a la comida congelada puede ser difícil los beneficios son más que evidentes; vamos a comer alimentos mucho menos procesados ​​y evitar los productos químicos en sus envases de plástico.

  • 10. Di adiós a cuchillos, cucharas, tenedores, platos, etc., de plástico. 

Si a menudo te olvidas de llevar los cubiertos a tu comida o si sabes que tu restaurante favorito solo cuenta con material de plástico, comienza a llevar tu conjunto de utensilios. Seguro que reduce tu huella de carbono.

  • 11. Si compras cerezas o tomates cherry en el mercado lleva contigo tu propio recipiente para que te echen la fruta o verdura.
  • 12. Según la EPA, unos 8 billones de kilos de pañales desechables son usados ​​en los EE.UU. cada año, además, se usan alrededor de 90,000 kg de plástico y más de 200,000 árboles al año para la fabricación de pañales para bebés tan solo en los EE.UU. 

Con el simple hecho de usar pañales de tela no solo vamos a reducir la huella de carbono sino que también ahorramos dinero.

reducir el uso del plástico
  • 13. En lugar de comprar zumos en botellas de plástico, hazte tus propios zumos recién exprimidos o, simplemente, come fruta fresca. 

Esto no solo va a reducir el consumo de plástico, sino que también será mejor para tu salud.

  • 14. No es necesario el uso de múltiples botellas de plástico para limpiar suelos, baños o ventanas. 

Productos como el bicarbonato de sodio o el vinagre son sustitutos geniales. 

Por tanto, libera algo de espacio, ahorra algo de dinero y evita productos químicos tóxicos al hacer tus propios productos de limpieza.

  • 15. Si tu nevera está llena de recipientes de plástico es el momento de hacer un cambio. 

En lugar de guardar en bolsas los bocadillos y los sándwiches, ponlos en recipientes reutilizables que tengas en casa. 

También puedes optar por comprar fruta fresca en lugar de envases de fruta de una sola porción y comprar un granel artículos como el yogur.

reducir el uso del plástico

Fuente: Artsurfcamp (reducir el uso del plástico).

& Balance y Emprendimiento, Olga Lucia Monzon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 2 = 2